Probablemente esté familiarizado con la frase “carga de la prueba”. En un caso legal, la carga de la prueba es el nivel de responsabilidad que la parte acusadora tiene para demostrar su acusación contra el acusado. Dado que el sistema judicial de los Estados Unidos considera a todos los ciudadanos “inocentes hasta que se demuestre lo contrario”, se debe demostrar que un acusado es culpable para que un juez o jurado lo declare culpable.

Se utilizan varios estándares de prueba en casos legales.

En casos civiles, el fiscal debe demostrar que “la preponderancia de la evidencia” corrobora el cargo contra el acusado o proporciona “evidencia clara y convincente” de la culpabilidad del acusado.

En casos criminales, sin embargo, el estándar es más alto. Debido al peligro de condenar injustamente a una persona inocente, la carga de la prueba en los casos criminales requiere que la culpabilidad del acusado se pruebe “más allá de toda duda razonable”. Lo que esto significa es que el fiscal debe demostrar “más allá de toda duda razonable” que cada elemento del delito es culpa del acusado. El acusado no está obligado a demostrar su inocencia; el fiscal debe demostrar su culpabilidad. En otras palabras, la acusación debe proporcionar al juez o al jurado un nivel de certeza moral con respecto a la culpabilidad del acusado. La “duda razonable” no es lo mismo que “toda duda”, pero es un estándar alto que intencionalmente se establece para proteger la vida y el bienestar de ciudadanos inocentes.

En Castan & Lecca, nuestros abogados defensores están listos para apoyar y guiar a los acusados. El sistema judicial es complicado e imperfecto, pero se basa en el deseo de hacer justicia y proteger a los inocentes. Estamos aquí para brindar asesoramiento y representación. Te invitamos a contactarnos y que compartas tu historia.