No todos los veredictos son justos y favorables. Incluso, los mejores esfuerzos de los jueces y jurados para lograr la justicia pueden ser fallidos o distorsionados. Si recibió una resolución que necesita apelar, ¿qué puede hacer para obtener una reconsideración o revocación? Seremos honestos: el proceso de apelación es complicado e incierto, pero con habilidad, paciencia y trabajo duro, hemos visto resultados exitosos para los clientes en el pasado. Considere esta publicación una introducción al proceso de cómo pedir una apelación.

Cubriremos algunos conceptos básicos, y si desea investigar más por su cuenta, puede explorar el Georgia Court of Appeals Citizen’s Guide y el Q&A Resource para tener un entendimiento más profundo del proceso. Aquí también citaremos esos recursos.

¿Qué es una apelación?

“Una apelación es el proceso en el que se solicita formalmente que se cambie la decisión de un tribunal. El tribunal de apelaciones de Georgia (el “Tribunal”) revisará la decisión de un tribunal inferior para determinar si se produjo algún error y, en caso afirmativo, determinar si la parte que presentó la apelación tiene derecho a que se revoque el fallo del tribunal de primera instancia, se anule , sea remitido (enviado de vuelta al tribunal de primera instancia para procedimientos adicionales), o modificado. (Citizen’s Guide Questions).

¿Cómo funciona el tribunal de apelaciones?

El tribunal de apelaciones se compone de quince jueces, divididos en cinco grupos de tres. Cada grupo está facultado para revisar casos y decidir si acepta o rechaza la apelación. Si los tres jueces acuerdan un fallo, emitirán una opinión. Si hay desacuerdo entre los tres, entonces se puede consultar a otro grupo de jueces para ayudar a llegar a un fallo.

¿Quién puede apelar?

“Si el demandante o el demandado no está satisfecho con una decisión o fallo de un tribunal de primera instancia, entonces puede tener derecho a apelar. Cualquiera de las partes puede apelar con o sin representación de un abogado” (Citizen’s Guide Questions).

¿Cómo se inicia una apelación?

Una de las cosas más importantes que debes saber es esto: si deseas presentar una apelación, debes hacerlo dentro de los 30 días de haber recibido el fallo. Este plazo es importante e inflexible, por lo que si estás pensando en presentar una apelación, ¡lo mejor que puedes hacer es hablar con un abogado lo antes posible!

Existen tres métodos principales de apelación: apelación directa, revisión discrecional o sentencia interlocutoria. ¡Cada uno de estos tiene diferentes procedimientos y matices, y recomendamos encarecidamente buscar asesoría profesional para tener la mayor posibilidad de presentar una apelación exitosa! Comunícate hoy con Castan & Lecca para dar el primer paso hacia tu apelación.