La ley de Marsy (Marsy’s Law), entró en vigor en Georgia el 1ro de enero de 2019. Esta enmienda a la constitución de Georgia garantiza ciertos derechos a víctimas de delitos violentos. En este escrito, queremos ofrecerle una explicación simple y clara de lo que esta ley significa para los residentes de Georgia.

De acuerdo con los representantes del congreso estatal y federal que respaldaron la enmienda, el propósito de la ley es proteger los derechos, restablecer la seguridad y el control a las víctimas. Esta ley también proporciona a las víctimas de delitos como homicidio, asalto, robo de identidad y acoso (lista completa aquí) el derecho a ser informado sobre el progreso de su caso en cada paso del proceso y les da el derecho de estar presentes en todos los procedimientos judiciales. Las víctimas de delitos violentos pueden solicitar que se les notifique sobre la condena o la puesta en libertad del acusado y se les otorga el derecho a ser escuchado en cualquier procedimiento judicial.

En otras palabras, la ley permite a las víctimas tener el acceso a información sobre su caso y les da la oportunidad de poder expresarse si así lo desean. Para cualquier persona que haya experimentado la violación y la sensación de impotencia que proviene de la victimización, esta ley es el recurso que ofrece cierta protección.

La enmienda fue aprobada en ambas cámaras estatales sin oposición y fue aprobada por el 80% de los votantes. Es una victoria verdaderamente humanitaria y bipartidista.