Te lastimaste y no fue tu culpa. La vida es impredecible: tal vez fue un accidente automovilístico causado por otro conductor; tal vez se lesionó con un equipo de trabajo defectuoso, o tal vez en otro escenario. En cualquier caso, es importante que reciba la atención y la compensación que necesitará para superar los desafíos futuros. La parte difícil de todo esto es, que las decisiones que tome inmediatamente después del incidente son increíblemente importantes para poder documentar la información que necesita en caso de que sea difícil trabajar con las compañías de seguros o con las otras partes involucradas. En esta publicación, queremos informarle sobre algunos errores comunes que las personas cometen después de un accidente que les dificultan probar su caso de lesiones personales. Nos gustaría proporcionarle información que pueda protegerlo y guiarlo si de repente encuentra que su bienestar corre peligro sin que sea su culpa.

Error Común #1

No documentar desde el principio. En el momento de un trauma o una lesión, hay mucha conmoción y es difícil mantener la conciencia de lo que lo rodea. Si solo aprende una cosa de esta publicación, que sea esta: documéntese. Documente todo lo que pueda y tome fotografías. Hable con otros que estuvieron en la escena, verifique si están dispuestos a dar información de contacto. Llamar a la policía o al 9-1-1 es una forma de documentar. Incluso, si es posible, anote las condiciones meteorológicas. Obviamente, si está gravemente herido, es posible que no pueda tomar fotografías o hablar con otras personas, pero si está en condiciones de hacerlo, observe y registre los detalles. Mantenga un diario de cómo se siente durante los próximos días. (Si no le gusta escribir, puede grabar una nota de voz en tu teléfono). Es de suma importancia capturar los primeros detalles de tu experiencia.

Error Común #2

No obtener la atención médica que necesita. Muchos de nosotros tenemos la tendencia a ignorar o simplemente manejar cierto nivel de dolor o incomodidad después de un incidente. Si no hay sangrado o huesos rotos, es fácil pensar que hay otros asuntos más urgentes y esperar sentirse mejor en un par de días. Así es como lo ven las compañías de seguros: si no fue al médico, no resultó herido. Recomendamos encarecidamente consultar a un médico en las 24 horas posteriores a su lesión. Asegúrese de decirles cada dolor y sensibilidad que sienta. Lleve un registro de la documentación. Podría resultar invaluable.

Error Común #3

Firmar documentos de la compañía de seguros sin asesoría legal. No confíe en la compañía de seguros. No están trabajando para usted. Es común que las compañías de seguros traten de que firme el papeleo ya que puede prevenir que usted busque una acción legal más adelante. Cuando se trata de las compañías de seguros, es importante que tenga un defensor legal de su lado.

Error Común #4

Esperar demasiado tiempo para presentar un reclamo. Las compañías de seguros arrastran sus pies. A menudo, sus representantes compran tiempo manteniendo las cosas “en proceso” y le aseguran que solo necesitan un poco más de tiempo. Este tipo de táctica de estancamiento puede hacer que se quede sin tiempo bajo el estatuto de limitaciones y hacer que sea imposible para usted presentar una reclamación una vez que se da cuenta que necesita defensa legal. Si no ha empezado a recibir respuestas y compensaciones a los pocos meses de haber presentado su reclamo, no espere. Hable con un abogado.

Error Común #5

Compartir demasiada información. Esto puede parecer un poco exagerado e invasivo, pero honestamente, el publicar cualquier información suya en las redes sociales puede dañar seriamente un caso de lesiones personales. Si una foto de Facebook le muestra sonriente con amigos en una fiesta de cumpleaños, la compañía de seguros tratará de usar eso como prueba de que su calidad de vida no se ha visto afectada por las lesiones que reclama. Ya sea en las redes sociales o dar demasiada información a cualquier parte conectada de alguna manera con el incidente, o compartir detalles de su vida privada, puede ser utilizado en su contra en la sala del tribunal.

Hay mucho más que podríamos decir sobre este tema, pero la información de este tipo puede ser abrumadora y queremos que pueda procesar un par de las ideas ya discutidas. Por supuesto, siempre damos la bienvenida a una llamada telefónica o una consulta si tiene más preguntas.