¿Sabía que, a partir de 2020, los inmigrantes representan más del 10% de la población del estado de Georgia? ¡Ese porcentaje también está aumentando rápidamente! Como abogados de inmigración, el tema de la inmigración está cerca de nuestros corazones. De hecho, para la mayoría de nuestros abogados y miembros del personal, la inmigración es una parte integral de nuestra historia familiar y herencia.

¿Sabía también que los Estados Unidos ofrece aproximadamente 185 tipos diferentes de visas?

Estas visas se dividen principalmente en visas de inmigrantes y no inmigrantes, y dentro de esas dos categorías principales hay una amplia variedad de opciones de visas para las personas que buscan visitar o migrar a los Estados Unidos. Si usted o sus seres queridos están explorando opciones de visa, lo invitamos a leer esta descripción general de los tipos de visa y a comunicarse con nuestra oficina para obtener más ayuda.

Además de los desafíos de la visa, los inmigrantes enfrentan muchas complicaciones familiares, personales, laborales, de seguridad y legales complejas en sus vidas. Tener un abogado informado y experimentado de su lado puede marcar la diferencia para obtener las respuestas que necesita y un resultado favorable para su situación.

Testimonios

“Iliana Dobrev y Andrea Ackerman tienen un profundo conocimiento de las leyes y asuntos de inmigración. Es muy fácil trabajar con ellas e hicieron que nuestro proceso de solicitud de inmigración fuera pan comido. Se toman el tiempo para responder todas y cada una de las preguntas y esto marcó la diferencia, ya que ayudó a construir nuestro nivel de comodidad y nos preparó mejor para las entrevistas. ¡Les deseamos todo lo mejor en sus casos futuros y se los recomendamos a todos!
“Iliana Dobrev es mi abogada en tres casos diferentes: dos de ellos tuvieron éxito y el tercero casi está ahí. Gracias por tu excelente trabajo. ¡Dios te bendiga!”

Defensa de Expulsión/Deportación

Tanto los inmigrantes indocumentados como los inmigrantes que tienen un estatus migratorio legal pueden ser colocados en procedimientos de deportación. Esto incluye problemas criminales, la denegación de una solicitud afirmativa por parte del USCIS, problemas de inadmisibilidad al momento de ingresar a los Estados Unidos, no mantener el estatus, fraude matrimonial, condenas por casos criminales, reclamo falso de ciudadanía u otros cargos. Los procedimientos de expulsión y deportación se pueden pelear e incluso a veces pueden conducir a la residencia permanente. Es importante consultar a un abogado de inmigración con experiencia si usted está en un proceso de deportación, para que pueda evaluar sus opciones y la probabilidad de éxito.

Asilo

El asilo brinda al solicitante protección contra la persecución en un país extranjero por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social en particular u opinión política. Una persona puede solicitar asilo a través del USCIS o cuando se somete a procedimientos de deportación en un tribunal de inmigración.

Aunque se aplican excepciones limitadas, la solicitud de asilo debe hacerse dentro de un año de la fecha de entrada del acusado a los Estados Unidos. Si se otorga el asilo, el solicitante recibe un estatus legal, autorización de trabajo, acceso a ciertos beneficios públicos, camino a la residencia permanente y ciudadanía, y se le extiende automáticamente al cónyuge e hijos.

Históricamente, los solicitantes de asilo podían obtener una autorización de trabajo mientras su caso de asilo estaba pendiente, pero un cambio reciente alteró significativamente la capacidad de las personas para solicitar y obtener una tarjeta EAD basada en asilo. La nueva regla, vigente desde el 25 de agosto de 2020, estableció un período de espera de 365 días entre la solicitud de asilo y la posibilidad de que el solicitante pida un permiso de trabajo. Además, se eliminó el requisito de adjudicación de 30 días, lo que significa que el USCIS tardará más en adjudicar las solicitudes de permisos de trabajo. Este cambio obliga a los solicitantes de asilo a vivir en la sombra durante un año entero o más mientras esperan la adjudicación de sus solicitudes y no pueden trabajar legalmente ni obtener una licencia de conducir.

Además, los siguientes grupos de inmigrantes están completamente excluidos de la autorización de empleo:

  • Solicitantes que no presentaron su solicitud de asilo dentro de un año de ingresar a los Estados Unidos
  • Solicitantes que ingresaron o intentaron ingresar a los Estados Unidos sin inspección
  • Solicitantes que fueron convictos por ciertos delitos

Aunque las regulaciones de asilo se están endureciendo, el asilo sigue siendo la única opción para muchas personas que necesitan protección desesperadamente. Si tiene un miedo genuino de regresar a su país de origen, lo animamos a buscar el consejo de un abogado de inmigración con experiencia que pueda evaluar la posibilidad de tener éxito en su solicitud de asilo.

Inmigración por Vínculos de Familia

Los inmigrantes interesados ​​en obtener su residencia en los Estados Unidos a través de un miembro de la familia a menudo se sienten abrumados por la complejidad del sistema de inmigración, y con toda razón. De hecho, incluso si cree que puede manejar los formularios de inmigración y el envío de documentos usted mismo, siempre es una buena idea consultar a un abogado para asegurarse de que está en el camino correcto ya que no toda la información y pasos necesarios son claramente explicados en el sitio Web del USCIS. Cometer un error podría costarle tiempo y dinero o hacer que se le coloque en un proceso de deportación si se rechaza su solicitud.

Generalmente, hay dos caminos para obtener la residencia: Ajuste de Estatus y Procesamiento Consular. Para ambos, el primer paso es presentar una petición familiar, (el formulario I-130 con el USCIS). El segundo paso es presentar una solicitud de ajuste de estatus o trámite consular en el extranjero. Puede que exista o no una exención de inadmisibilidad requerida/posible en el medio del proceso.

El ajuste de estatus es el proceso de cambiar el estatus migratorio de un individuo al de un residente permanente legal dentro de los Estados Unidos, mientras que el procesamiento consular es el proceso de solicitar una visa de inmigrante en un consulado de los Estados Unidos en el extranjero y entrar como residente permanente. A veces, determinar qué camino es el correcto es bastante sencillo, pero otras veces, se necesita un análisis legal complejo.

Tenga en cuenta que cada caso es único y cada caso incluye hechos particulares que determinan la estrategia legal adecuada para su caso. Le recomendamos que consulte a un abogado de inmigración con experiencia antes de seguir adelante con su caso.

DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia)

El programa DACA entró en vigencia el 12 de junio de 2012, otorgando a ciertos inmigrantes protección contra la deportación de los Estados Unidos y otros beneficios, como autorización de empleo y la oportunidad de obtener un número de seguro social y una licencia de conducir. Usted es elegible para este tipo de acción diferida si se le aplican las siguientes siete calificaciones:

  1. Era menor de 31 años al 15 de junio de 2012.
  2. Llegó a los Estados Unidos antes de cumplir 16 años.
  3. Haber residido continuamente en los Estados Unidos desde el 15 de junio de 2007 hasta el presente.
  4. Estaba físicamente presente en los Estados Unidos el 15 de junio de 2012 y cuando solicitó la acción diferida ante el USCIS.
  5. No tenía estatus legal el 15 de junio de 2012.
  6. Está actualmente en la escuela, se ha graduado u obtenido un certificado de finalización de la escuela secundaria, ha obtenido un certificado de desarrollo de educación general (GED) o es un veterano dado de baja honorablemente de la Guardia Costera o las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.
  7. No ha sido convicto por un delito grave, un delito menor significativo, tres o más delitos menores y no representa una amenaza para la seguridad nacional o la seguridad pública.

Naturalización

La naturalización es el proceso mediante el cual a los ciudadanos extranjeros se les otorga la ciudadanía estadounidense y reciben plenos derechos y protecciones bajo la Constitución y las leyes de los Estados Unidos, incluido el derecho al voto. La ciudadanía es el objetivo final por el que nos esforzamos cuando trabajamos con clientes que no son ciudadanos. No hay mayor recompensa para nosotros como abogados y representantes legales que presenciar la transformación de nuestros clientes durante el proceso de inmigración. Cientos de inmigrantes cruzan nuestras puertas sin licencia de conducir o permiso de trabajo y temerosos de ser deportados.

Con nuestra ayuda, muchos de ellos se han marchado como ciudadanos orgullosos de nuestro país.

Requisitos de elegibilidad:

  1. Estado de residencia permanente durante al menos cuatro años y nueve meses antes de solicitar la ciudadanía o dos años y nueve meses si la residencia se obtuvo a través del matrimonio y todavía están casados ​​y viven juntos. Se aplican excepciones para miembros de las Fuerzas Armadas.
  2. Residencia continua en los Estados Unidos durante el período legal aplicable.
  3. Demuestra buen carácter moral.
  4. Habilidades básicas del idioma inglés y capacidad para prepararse para el examen de educación cívica e historia. Se aplican excepciones si hay una discapacidad grave de aprendizaje o si el solicitante ha alcanzado cierta edad y tiempo de residencia.
  5. Apoyo a la Constitución de los Estados Unidos.
  6. Voluntad de portar armas para defender a los Estados Unidos.

Los casos criminales y problemas de carácter moral como lo son: problemas de manutención de los hijos y deudas de impuestos con el IRS, pueden afectar la elegibilidad para la naturalización. Si alguna vez ha sido arrestado, citado, detenido, acusado o condenado por cualquier delito u ofensa, es extremadamente importante que consulte a un abogado de inmigración antes de enviar su solicitud.

Víctimas de Violencia

Bajo la ley de protección a las víctimas de trata y violencia del 2000, y otros delitos calificados en el territorio de los Estados Unidos, las víctimas pueden solicitar un estatus migratorio legal si pueden demostrar a satisfacción del USCIS que poseen información sobre la actividad criminal y están disponibles a cooperar con el gobierno en la investigación y/o enjuiciamiento de los criminales. Además, las víctimas de violencia doméstica pueden presentar una auto-petición y solicitar su residencia si pueden demostrar que han sido víctimas de una crueldad extrema en manos de ciudadanos estadounidenses o de su cónyuge, padre o hijo residente legal permanente. Con sus años de experiencia trabajando con mujeres y niños abusados, la abogada de Castan & Lecca, Iliana Dobrev comprende las necesidades y desafíos únicos que enfrentan los inmigrantes víctimas de violencia doméstica.

Visas de No Inmigrante

A diferencia de las visas de inmigrante, las visas de no inmigrante solo permiten que una persona ingrese por un período de tiempo específico y limitado. Existe una amplia variedad de visas de no inmigrante, incluidas las visas de visitante, de estudiante y de trabajo. Consulte a un abogado de inmigración si está interesado en viajar temporalmente a los Estados Unidos o en cambiar/extender su estado actual de no inmigrante.




Ley de Familia


Leer Más

Crimmigration – Cuando Actos Criminales Afectan su Estatus Migratorio


Leer Más