Muchas personas experimentan depresión, ansiedad u otro trastorno de estrés. Para algunos, las causas del trastorno parecen estar directamente relacionadas con el trabajo o factores relacionados con el trabajo. Si este es el caso, y el trastorno de estrés está creando condiciones debilitantes, entonces podría ser útil tener una conversación sobre si usted tiene derecho a recibir compensación por su depresión.

Vamos a ser claros con usted: la ley de Georgia sí permite la compensación por depresión y otras afecciones de salud mental en circunstancias específicas. Sin embargo, para recibir la compensación a los trabajadores por depresión, por lo general, tiene que poder demostrar que la depresión es el resultado directo de una lesión física que también es elegible para la compensación a los trabajadores. Este tipo de depresión se conoce como depresión clínica. En otras palabras, si puede comprobar, a través de los informes médicos y profesionales de la salud mental, que su depresión fue causada por una lesión relacionada con el trabajo, los beneficios de compensación al trabajador también pueden incluir atención para su depresión y/o ansiedad.

Desafortunadamente, el estrés en el lugar de trabajo puede venir en distintas formas y no estar relacionado a lesiones físicas; y en Georgia actualmente la ley no cuenta con una provisión en los casos donde hay acoso u otras conductas tóxicas en el lugar de trabajo que estén vinculadas a los problemas de salud mental, provocadas por el estrés. Sin embargo, a pesar de los desafíos de negociar un caso de compensación a trabajadores exitoso en ausencia de un incidente físico claramente definible, es probable que aún valga la pena que hable con un abogado sobre su situación para recibir la atención legal y el asesoramiento que merece. Llámenos hoy mismo y lo ayudaremos a explorar sus opciones.