Según la Anxiety and Depression Association of America, el trastorno de estrés postraumático (TEPT), afecta alrededor de 8 millones de adultos. Aunque este trastorno se asoció originalmente con soldados expuestos a las brutalidades de la guerra, los profesionales de la salud en los últimos años han reconocido y diagnosticado el TEPT en otras personas que presencian o experimentan eventos traumáticos. Los síntomas del trastorno de estrés postraumático van desde recuerdos retrospectivos, pesadillas e irritabilidad hasta ataques de pánico y comportamiento autodestructivo. El trastorno de estrés postraumático grave puede ser debilitante, obstaculizando su capacidad en el trabajo y afectando su calidad de vida. Si estuvo expuesto a un trauma en su lugar de trabajo y sufre de TEPT, ¿qué puede hacer? ¿Cuáles son las opciones? ¿La compensación a los trabajadores cubrirá el TEPT?

En nuestro último blog, analizamos la posibilidad de obtener compensación a los trabajadores por depresión. La respuesta a la pregunta del TEPT es similar, pero en esta publicación, profundizaremos un poco más sobre cómo la ley de Georgia maneja este tipo de casos. La ley de Georgia clasifica las lesiones de tres maneras: físico-mental, mental-físico y mental-mental.

Los casos físico-mentales se refieren a situaciones en las que una lesión física dio lugar a angustia psicológica o emocional debilitante. Por ejemplo, un trabajador de la construcción que resultó herido cuando un edificio colapsó y mató a varios de sus compañeros de trabajo, obviamente, recibiría compensación a los trabajadores por sus lesiones físicas. Si también comenzó a experimentar síntomas de TEPT a lo largo de su proceso de recuperación, probablemente podría obtener la compensación a los trabajadores para cubrir los costos del tratamiento del TEPT; porque podría decirse que el TEPT, (también conocido como lesión mental) se debe a las lesiones físicas sufridas en el accidente.

La designación físico-mental cubre los casos en que un trauma mental, en el lugar de trabajo, inicia síntomas físicos que afectan el trabajo o la calidad de vida. Para modificar la ilustración de arriba, digamos que el trabajador de la construcción sobrevivió al colapso del edificio sin lesiones físicas, pero fue testigo de la muerte traumática de varios colegas. En las siguientes semanas, comienza a experimentar dolores de cabeza, palpitaciones cardíacas y ataques de pánico cuando está en el lugar de trabajo. En otras palabras, el estrés mental que experimentó le provocó síntomas físicos. A pesar del hecho que su capacidad para trabajar se ve afectada debido a los efectos posteriores del incidente en el lugar de trabajo, las leyes de compensación a los trabajadores de Georgia actualmente no brindan cobertura para casos físicos-mental.

Los casos categorizados como mental-mental incluyen escenarios en los que el estrés mental o psicológico extremo se aplica a una persona, a menudo de manera consistente o crónica, que, con el tiempo, causa un colapso en el bienestar mental. Volveremos a nuestro trabajador de la construcción una vez más. No hay un edificio colapsado en este escenario. Más bien, el jefe de los trabajadores regularmente no proporciona el equipo de seguridad adecuado, exponiéndolos a un alto riesgo, mientras deja saber que quienes se quejen o causen problemas perderán su trabajo. La angustia psicológica resultante para nuestro trabajador de la construcción podría desencadenar fácilmente el TEPT. Una vez más, en esta situación, debido a que no hay lesiones físicas obvias, la persona no tiene derecho a recibir compensación a los trabajadores de acuerdo con la ley estatal.

Entonces, ¿qué puede hacer si tiene problemas con el TEPT causado en el lugar de trabajo? Esa es una pregunta difícil que no tiene una respuesta simple. Sin embargo, en Castan & Lecca encontrará profesionales compasivos que pueden escuchar su historia y considerar todos los ángulos posibles para tratar de encontrar ayuda. No podemos prometer una solución perfecta, pero estamos dispuestos a hablar con usted y elaborar una estrategia para ayudarlo a salir adelante. No tiene que llevar esta carga solo.